Casa de la Guitarra

Casa de la guitarra, casa del siglo S.XVIII ubicada en la zona monumental de Sevilla, en pleno barrio de Santa Cruz (La Judería).

Centro cultural flamenco fundado por José Luis Postigo (Guitarrista), artista consagrado por más de 45 años triunfando en el mundo del espectáculo flamenco, avalado por los principales premios nacionales.
En solitario o como acompañante de las voces más importantes del flamenco, ha hecho de la guitarra su vida y en su amor por este instrumento nos ofrece una colección de guitarras antiguas de museo del s.XIX única en su género.
En otras palabras, la oportunidad de acercarnos a la guitarra y al flamenco desde una visión auténtica, diferente y experimentada.
El toque, el cante y el baile interpretado por jóvenes figuras del flamenco.

José Luis Postigo Guerra, nace en Sevilla (1.950), en la calle San Juan de Dios del barrio de Nervión, aunque más tarde se traslada con su familia al barrio de Amate donde su padre tiene una taberna. Y es aquí, entre aficionados al flamenco y clientes de la misma donde desarrolla su vocación flamenca. Se despertó al arte a través del baile, y ejerció como bailaor durante diez años, primero por afición y luego como profesional, pero sería la llamada del mundo mágico de la guitarra flamenca la que lo decidiera a cambiar el rumbo de su orientación artística.

El Maestro Antonio Osuna en la calle San Bernardo, sería quien le pondría las primeras notas y quién lo llevara por el camino del aprendizaje de la guitarra. La fidelidad al Maestro ha sido siempre su norte y guía y siempre habla de él con gran cariño y con la gratitud de un buen discípulo. Por esa fecha asistían también a las clases de la guitarra, Manolo Franco, Quique Paredes, Mendiola; etc. Enamorado de su profesión José Luis atesora una de las mejores colecciones de guitarras flamencas que son la admiración de los profesionales del gremio. Con ellas ha recorrido todo el mundo en las mejores compañías y siempre con los primeros nombres del flamenco.

Mantiene entre sus mejores recuerdos su especial actuación acompañando a Antonio Mairena en el salón más noble del Ayuntamiento sevillano con motivo del nombramiento del Maestro de los Alcores como hijo adoptivo de Sevilla.

Ha grabado más de 60 discos con cantaores como Miguel Vargas, José de la Tomasa, Fernanda y Bernarda, Antonio Núñez “El Chocolate”, Juana la del Revuelo, José Mercé, Naranjito de Triana, El Chozas, El Paquiro, Calixto Sánchez, El Cabrero, Rocío Segura, etc.

Habitualmente acompaña a cantaores de primera fila.

Tocó para grandes figuras del baile, Pilar López, Rosario y Antonio “El Bailarín”, Farruco, Cristina Hoyos, Matilde Coral, Trini España, etc. Como guitarrista de acompañamiento ha tenido la gran ventaja de dominar el “compás” por sus orígenes como bailaor. Sin embargo, José Luis no solo se encorseta en su historial flamenco sino que siente una gran inclinación por acompañar a nuevos valores que se inician en el camino del cante y del baile. Su vocación didáctica es complementaria a su buen hacer en el acompañamiento. Es patrono de la Fundación Cristina Heeren, entidad creada para el estudio y conservación del Arte Flamenco.

Está en posesión del Premio Nacional de Córdoba “Manolo de Huelva” (1.983) de acompañamiento y baile y del Premio de la Cátedra de Flamencología de Jerez de la Frontera. Cuenta con infinidad de insignias y distinciones de peñas flamencas, por su buen hacer, su desinterés y su generosidad con instituciones y aficionados.

La Peña Miguel Vargas de Paradas le dedicó en 1997 su VII Semana Cultural Flamenca y la Peña Flamenca La Soleá con el patrocinio del área de cultura del Excmo. Ayuntamiento de Palma del Río, la Semana Cultural Flamenca del año 2001.

Pero sin duda la distinción y reconocimiento que le hace este año 2007, una peña tan flamenca y sevillana como la de El Chozas, con motivo de su XIV Semana Cultural Flamenca, quedará para siempre grabado en el corazón de José Luis.

Actualmente se encuentra entre los mejores guitarristas flamencos de acompañamiento.